miércoles, 30 de noviembre de 2016

Diva y princesa hasta en la mesa


Llamadme como queráis chicas Princess Diva o simplemente Princesa, digamos ese es mi apodo de guerra cuando tengo citas a ciegas con otras lesbianas o en cualquiera de las orgias de chicas que organizo los fines de semana.

Sé que empiezo fuerte en el primer post de mi blog personal pero no estamos para perder el tiempo, además, no soy una chica que tenga nada que ocultar y por ello sería tontería que estuviera aquí vendiéndoos la cabra para que luego salga mi verdadero yo, que no es otro que el cualquiera de las lesbianas cachondas que veis en Internet a diario en esos videos xxx tan cochinos que os gustan XDDDD.

Ni tengo novia, ni la quiero, ni la busco, me encanta el sexo anal lésbico y que me introduzcan cualquier cosa por el culo, ver muy de cerca corridas femeninas es algo que me pone enferma, es superior a mi no me encanta beberme el flujo "a morro" mientras las chicas con las que follo se están corriendo.

Normalmente soy bastante clásica en cuanto al porno que veo y no suelo buscar mucho porque básicamente tengo muy claro lo que me gusta y con lo que me masturbo, pero últimamente he estado viendo una nueva categoría que me llama mucho la atención porque tiene mucho morbo y es el incesto lésbico. Algunas os preguntaréis qué narices es esto, pues buen, no es ni más ni menos que videos de sexo familiar en los que puedes ver sexo entre dos hermanas, una madre y su hija o una tía y su sobrina, de acuerdo, en su mayoría son tan solo fantasías sexuales, pero supuestamente hay algunos reales que son excitantes a más no poder.

Si estáis interesadas en saber más sobre esta temática os recomiendo que le echéis un vistazo a las chicas amateurs porque ahí es donde vais a encontrar los mejores videos y sobretodo los más realistas, en esos que están bien producidos y tienen una excelente calidad no creo que vayáis a encontrar el morbo del incesto del que os hablo.

Por último y no menos importante, las braguitas son mi pasión y digo braguitas, no tangas, soy una fetichista de esta prenda y si están manchaditas de flujo ya para que hablar, mmmmmmmm, me encanta jugar con ellas, quitarlas lentamente o incluso masturbar a una mujer sin quitárselas y notar como se van manchando a medida que tiene un orgasmo.

Bueno, me estoy emocionando demasiado y voy a parar porque hoy ya llevo un buen día de masturbaciones, en el próximo post más y prometo contaros algunas de mis experiencias sexuales. ¿Os apetece escucharlas?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada